LA COOPERACIÓN ENTRE SERES HUMANOS COMO SALTO EVOLUTIVO

2 Posted by - 27 octubre, 2020 - Amor, Blog, Cambio, Emociones, felicidad, Motivación

«El próximo gran salto evolutivo de la humanidad será el descubrimiento de que cooperar es mejor que competir» Pietro Ubaldi.

Creo firmemente en esta frase del Italiano Pietro Ubaldi. Y lo baso en la experiencia que hemos vivido durante el confinamiento y en lo que seguimos viviendo en estos momentos. Claro está que me refiero al ciudadano de a pie, al ser humano como y como yo.

La experiencia de estos meses nos ha demostrado que cuando unimos fuerzas, cooperamos en cualquier segmento, sector o tarea por pequeña que sea, tiene unos beneficios increíbles para todos. Y lo mejor de todo, es que estamos dispuestos a esa colaboración, porque cuando nos sentimos útiles, nos sentimos felices.

Todos estamos destinados a aflorar la  mejor versión de nosotros mismos, a desplegar nuestro potencial y a experimentar eso tan bello que se llama plenitud. Cuando cooperamos entre nosotros, todo ese potencial se despliega, se activan endorfinas, serotonina y toda una batería de neurotransmisores que nos hacen sentir bien y que nos hace sentir que la vida tiene un sentido y un propósito más allá de sobrevivir. Y ese propósito es vivir y ayudar a los demás, el cómo ya es cuestión de que cada uno lo averigüe.

Cuando nacimos, estábamos perfectamente programados. Teníamos una tendencia natural a concentrarnos en el amor . Nuestra imaginación era creativa, floreciente y sabíamos usarla. Según vamos creciendo nos enseñan una pésima filosofía, una manera de mirar el mundo que está en contradicción con lo que somos. Nos enseñaron a pensar en la competición, la lucha, la enfermedad, los recursos finitos, la limitación, la maldad, la culpa, la muerte, la escasez y la pérdida.

Nos enseñaron que sacar buenas notas, ser buenos, tener dinero y hacerlo todo como es debido son cosas más importantes que el amor. Nos enseñaron que estamos separados de los demás, que tenemos que competir para salir adelante, que tal como somos no valemos lo suficiente.

El amor es aquello con lo que nacimos. El miedo es lo que hemos aprendido aquí y en estos últimos meses nos lo están inculcando en dosis masivas.

Durante el confinamiento, todos hemos escuchado noticias de gente que se unía para ayudar, para tender redes de solidaridad, ayuda, colaboración….Creo en la bondad del ser humano, creo firmemente que está ahí, esperando a ser desplegada. Cuando uno vive con miedo no es dueño de sí mismo, vive secuestrado por su cerebro reptil, el más primitivo de todos y lucha en supervivencia pura y dura.

Más allá de lo que está sucediendo en nuestro exterior: la caída de todas las estructuras tal y como las conocemos hasta ahora, ¿cómo está tu interior? ¿Te dejas arrastrar por el miedo y la separación? O por el contrario, ¿te mantienes en tu centro?

Como dijo Viktor Frankl, padre de la Logoterapia moderna y escritor del magnífico libro “El hombre en busca de sentido”, el ser humano ante las circunstancias más extremas, siempre puede elegir cómo vivir esas circunstancias.

Y, ….¿Cómo estás eligiendo vivir lo que está sucediendo, desde la cooperación o desde la separación? ¿desde el miedo o el amor?

«Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro» Platón. 

No comments

Leave a reply