Coaching Cuántico

Aquello en lo que tendemos a pensar como puro vacío, cuando a todo el espacio se le ha vaciado de materia y energía, e incluso  espacio interestelar… es un hervidero de actividad subatómica” (Carl Jung.)

Hay dos herramientas que se están usando e integrando cada vez más en nuestras vidas, el Coaching y la Física cuántica.
Fusionando estas dos herramientas se ha creado el Coaching Cuántico.

Qué nos aporta la Física cuántica:

La física cuántica nos aporta una nueva forma de crear nuestra realidad, pues así ciertamente es, que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos.

Experimentos en neurología han comprobado que cuando vemos un determinado objeto, aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se le pide a la persona que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad? “La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones. Nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… etc.. Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento.

Vamos a poner un ejemplo: Una persona asocia una determinada situación con una emoción, una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento- objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Accediendo al Poder del Inconsciente :

Con esta nueva herramienta podemos transformar y cambia las emociones en el subconsciente de las personas.

Los sorprendentes experimentos del científico japonés Masaru Emoto con las moléculas de agua han abierto una increíble puerta a la posibilidad de que nuestra mente sea capaz de crear la Realidad. “Armado” de un potente microscopio electrónico con una diminuta cámara, Emoto fotografió las moléculas procedentes de aguas contaminadas y de manantial. Las metió en una cámara frigorífica para que se helaran y así, consiguió fotografiarlas. Lo que encontró fue que las aguas puras creaban cristales de una belleza inconmensurable, mientras que las sucias, sólo provocaban caos. Más tarde, procedió a colocar palabras como “Amor” o “Te odio”, encontrando un efecto similar: el amor provocaba formas moleculares bellas mientras que el odio, generaba caos.

La explicación biológica a este fenómeno es que los átomos que componen las moléculas (en este caso, los dos pequeños de Hidrógeno y uno grande de Oxígeno) se pueden ordenar de diferentes maneras: armoniosa o caóticamente.

Si tenemos en cuenta que el 80% de nuestro cuerpo es agua, entenderemos cómo nuestras emociones, nuestras palabras y hasta la música que escuchamos, influyen en que nuestra realidad sea más o menos armoniosa. Nuestra estructura interna está reaccionando a todos los estímulos exteriores, reorganizando los átomos de las moléculas.

Qué nos aporta el Coaching:

El coach, dará herrramientas y técnicas a las personas para que cambien su visión de percepción.

En las sesiones, se enseña a las personas a usar el poder de los pensamientos y de las emociones, los campos de energía y cambios de enfoque, dónde comprobará sus percepciones.

Beneficios:

El Coaching es una disciplina para ayudar a las personas a que desarrollen su potencial y talentos, la búsqueda de objetivos y sueños.

Junto con la Física Cuántica aumentamos las herramientas y beneficios que nos aporta el Coaching.

Al trabajar en un campo de infinitas posibilidades incrementamos ampliamente la conciencia, la intuición, la creatividad, entre otros.

Si practicamos una determinada respuesta emocional, esa conexión sináptica se refuerza y se refuerza. Cuando aprendemos a “observar” nuestras reacciones y no actuamos de manera automática, ese modelo se rompe”. Así pues, aprender a “ver” esas asociaciones es la mejor manera de evitar que se repitan: la llave es la conciencia.

«Mente y materia no están separadas. Los humanos, pues, podemos usar la mente subjetiva para influir en el mundo objetivo. Lo físico es metáfora de lo psíquico» DR. Joe Dispenza

Características del plano material o universo visible:

• Los acontecimientos son definidos
• Los objetos tienen límites fijos
• La materia se sitúa sobre la energía
• El espacio es tridimensional y perceptible por los cinco sentidos humanos
• El tiempo fluye en una sola dirección
• Las acciones en el plano físico son finitas mutables y sujetas a extinción
• Todas las cosas tienen un principio, un desarrollo y un final
• Los organismos nacen se desarrollan y mueren
Todo es fácilmente predecible
• Las Causas y sus efectos son estáticos
• Características del Universo cuántico
• Se manifiesta la creación.
Existe la energía.
• Comienza el tiempo.
• El espacio se encuentra en constante expansión desde su origen
• Los hechos son inciertos e impredecibles
• Ondas y partículas se alternan unas con otras
• Solo pueden medirse probabilidades
• Causa y efecto son fluidas, no se distinguen
Nacimiento y muerte suceden a la velocidad de la luz
• La información esta inmersa en la energía.

Autora Artículo: Dª Sandra Ballestín Ruiz.