Experimentar la Paz

23 Posted by - 17 marzo, 2014 - Amor, Blog, Cambio, Emociones, Éxito, felicidad, Mente, Motivación

Experimentar la paz puede parecer difícil en el mundo en el que nos encontramos inmersos ahora mismo, con un lenguaje tan negativo, crisis personales, profesionales, económicas…pero es precisamente a través de observar y superar estos retos cómo podemos llegar a experimentar la paz.

El experimentar la paz nos va a exigir despertar una mentalidad de paz que está esperando en nuestro interior a ser recordada. Y para ello debemos trabajar con la mente emocional, la mente racional, la mente intuitiva y, sobre todo, con la conciencia. Es fundamental una toma de conciencia de nuestros pensamientos y de nuestro hacer.

Experimentar la paz requiere un trabajo interior, una firme decisión de ir verdaderamente al fondo de la cuestión, a lograr el máximo estado de felicidad que se traduce en la paz interior; allí donde no hay exigencia, ni necesidad, ni inseguridad, ni ansiedad, ni culpa, ni temor, ni pérdida, ni dolor. La paz expresa la verdadera salud mental.

El hecho de que experimentemos sufrimiento es indicativo de que la mente no está en paz, no vive en su estado natural. Lo que ocurre es que nuestra mente está atendiendo a un juego de programas erróneos. Es lo que podríamos llamar una percepción incorrecta o mentalidad disfuncional. De modo que la mente no es nada malo que haya que eliminar, es en la programación de la mente o mentalidad donde debemos enfocarnos para hacer limpieza.

Muchas veces nos da la impresión de que no elegimos en absoluto lo que vivimos, lo cual nos sitúa en una posición de victimismo. El primer obstáculo que encuentra cualquier persona que quiera limpiar su programa es la insidiosa y arraigada creencia de que “no soy capaz de limpiar mis programas mentales”. Consideramos que la mente es tan poderosa que no podemos liberarnos, que somos víctimas de nuestra propia personalidad, de los hábitos, de los miedos, de la inconsciencia, la educación y las ideas. Este es el programa de mantenimiento principal de toda la mentalidad de conflicto o ego.

Es un hecho que dos personas no experimentan de igual modo una misma experiencia. Esto se debe a la diferente mentalidad con que viven las circunstancias. Si bien los sucesos externos no podemos cambiarlos en la mayor parte de las ocasiones, sí es posible cambiar sustancialmente lo que experimentamos internamente a partir de cierto tipo de elección mental. Por ejemplo, si llueve, tú no puedes hacer nada para que deje de llover, es algo que se escapa a tu poder. Sin embargo tu experiencia interna al respecto, variará según la perspectiva que adoptes. Y la variación en la actitud resultante puede ir desde un verdadero enfado contra el cielo hasta un divertido chapoteo en los charcos. Tú decides cómo te quieres sentir, tú tienes poder de elección.

Para experimentar la paz dentro de nosotros, es fundamental aplicar una práctica cotidiana de conciencia por la cual nos liberaremos de programas profundos y sociales que nos aprisionan y nos hacen sentir alejados de la paz.

Te sugiero que comiences con una toma de conciencia sobre las decisiones que tomas en tu vida. ¿Son decisiones inteligentes que te llevan a estar dónde realmente quieres estar? Toma nota y empieza a analizar tus decisiones desde una toma de conciencia en estos tres niveles:

1.- Decisiones acerca de donde pones la atención (nivel cognitivo – pensamiento)

2.- Decisiones acerca del significado que tiene para ti lo que está ocurriendo (nivel emocional)

3.- Decisiones acerca de lo que vas a hacer para conseguir los resultados que te has propuesto (nivel conductual).

Fuente: Ecología Mental – Jorge Lomar.

Feliz y pacífica semana!

Todo lo mejor!!

 

 

 

 

 

 

No comments

Leave a reply