La magia de pensar a lo grande

15 Posted by - 29 enero, 2014 - Blog, Cambio, Emociones, Éxito, Motivación

Hace años, Henry Ford decidió desarrollar el célebre motor conocido como V-8. Quería construir un motor con los ocho cilindros fundidos en un solo bloque. Dio instrucciones a los ingenieros en el sentido de que proyectaran semejante motor.
Los ingenieros afirmaron como un solo hombre que era de todo punto IMPOSIBLE, fundir un bloque de motor de ocho cilindros en una sola pieza. “Háganlo de todos modos”, les dijo Ford. “Pero es que no es posible”, replicaron ellos. “Pongan manos a la obra -les ordenó Ford- y sigan esforzándose hasta que lo consigan, no importa el tiempo que haga falta”.
Los ingenieros comenzarón a trabajar. Transcurrieron ocho meses sin que lo lograran.  Cuanto más lo intentaban, tanto más “imposible” parecía.
A finales de año, Ford se puso en contacto con sus ingenieros. Una vez más, éstos le informaron de que no habían sido capaces de cumplir sus órdenes. “Sigan trabajando -les dijo Ford-. Lo quiero y lo tendré”.
¿Y qué ocurrió? Pues que, como es lógico, fabricar el motor no era imposible en absoluto. EL Ford V-8 se convirtió en el automóvil de éxito más espectacular en carretera, permitiendo a Henry Ford y a su empresa adelantarse a sus competidores más próximos, y éstos tardaron años en darles alcance.

Ford utilizaba la MAGIA DE PENSAR A LO GRANDE.

Para mí la Magia de Pensar a lo Grande es lo que diferencia la mediocridad de la excelencia. En mi experiencia de vida, tanto laboral como personal, he podido constatar varias máximas o lecciones que he extraído de lo que he vivido y dos de ellas, que apoyan esta magia son:
–    Todos tenemos talentos especiales y conocerlos es el único camino para no desaprovecharlos. Identifica tus talentos para que el mercado los premie.
–    El peor de todos los riesgos es el de no correr ninguno.
Tu mente te va a llevar allí donde tú quieras llegar, tanto sí piensas que puedes como si piensas que no puedes, estás en lo cierto. Por lo tanto; es imprescindible que elijas tus pensamientos para que estos te lleven a pensar a lo grande y a llegar al éxito en aquello que tú decidas.
Lo primero que tienes que trabajar es en definir qué es éxito para ti y en qué área de tu vida quieres lograrlo. Para mí éxito significa libertad: liberarme de las preocupaciones, los miedos, las frustraciones y del fracaso; significa amor propio, encontrar la felicidad real y las satisfacciones de la vida.

¿Qué es el éxito para ti?
Lo segundo que tienes que trabajar es tu creencia; cree, cree de verdad que puedes mover montañas, y podrás. La creencia funciona asi. Cree en la actitud de “soy positivo, puedo hacerlo” y verás como genera el poder, la habilidad y la energía necesaria para lograrlo. Cuando creemos que podemos lograr algo, averiguamos cómo hacerlo.
La confianza, el creer que uno lo logrará, hace que la mente busque maneras de hacerlo. Y tener confianza en ti hace que los demás también la tengan.
Y sí ves que cuando lo intentas no parece funcionar es porque dentro de ti hay creencias que te limitan en la consecución de tus objetivos. Trabaja con tu subconsciente, es la única forma de desterrar esas creencias que te limitan y hacer que tu mente trabaje para ti en vez de que trabaje contra ti y para eso las herramientas que logran resultados rápidos y contundentes  son la hipnosis 360 y la PNL (Programación Neurolingüistica). Bajo mi punto de vista.
Olvídate de todo lo demás, son las únicas técnicas que te harán llegar a SER lo que realmente eres y a alcanzar tu éxito en aquello que sueñas.

¿Te atreves a Pensar a lo Grande?

No comments

Leave a reply